Como la pirinola: ¡Si todos ponemos, todos ganamos!

La ley de solidaridad, un tema recurrente en medios de comunicación, almuerzos familiares y redes sociales.


El país necesita claridades y por eso no dudé en escribir está columna. Es clave que todos entendamos por qué es necesaria esta reforma y qué se hará con los impuestos producto de ella.


Resulta cómodo decir no a todo, es fácil oponerse a una reforma detrás de un iPhone o desde su finca de recreo. Pero yo les diré mis razones del porqué les pido su solidaridad y que todos pongamos para que todos ganemos.


Recibimos un país dividido, corrupto, empobrecido, y con poca confianza en nuestras instituciones. Muchos trabajan y se esfuerzan porque al país le vaya mal: se regocijan con la muerte de los líderes sociales, anhelan las masacres, las muertes por covid, empresas que cierran y el desempleo de los jóvenes. Pero a pesar de la pandemia, de las mentiras y las malas intenciones, Iván Duque le ha cumplido al país.


El presidente desde el primer día de su gobierno se comprometió a simplificar el sistema tributario y lo logró.


Con la ley de reactivación económica bajamos la renta del 43 al 30 %, se redujo el impuesto del ICA al 50 %, congelamos el predial y bajamos los impuestos a las pequeñas y medianas empresas para ser más competitivos y generar empleo.


El país por fin veía la luz, la economía tenía una perspectiva de crecimiento por encima del 6 %, el aumento del salario mínimo llegaba a récords no vistos en otros gobiernos, se ahorraron en contratos más de 2 billones de pesos y el desempleo descendía visiblemente. Pero llegó lo inesperado: la pandemia.


Jessica Faieta de ONU en Colombia afirma que el gobierno con sus programas sociales ha evitado que 2 millones de colombianos caigan en la pobreza y 2 millones más en la pobreza extrema en medio de esta crisis, este no es un logro de un gobierno solamente, sino del esfuerzo y la SOLIDARIDAD de todos los colombianos.


Lo fácil sería dejarle la papa caliente al próximo gobierno, ser populista, decir que no necesitamos una reforma y no asumir el costo político. ¿Pero sería lo responsable? No.


Hacer lo correcto siempre es lo más difícil y el presidente Duque lo sabe y por eso, a riesgo de ser impopular prefiere ser responsable con el país y con quien más lo necesita.


Hoy el Congreso tiene en sus manos la oportunidad de ayudar a más de 5 millones de familias que nos necesitan, aprobar esta reforma es llegarles con 3 millones 600 mil pesos anuales a los mas vulnerables.


Es permitirnos hacer realidad el sueño que los estratos 1, 2 y 3 tengan universidad publica gratuita, es fortalecer la lucha contra el cambio climático a través de los impuestos verdes, es demostrarnos que por encima de los cálculos políticos esta el bienestar de millones de Colombianos.


El ejemplo empieza por casa, por eso esta reforma sigue avanzando en lograr un Estado austero: se fusionarán entidades burocratizadas e ineficientes y se ahorrarán 15 billones de pesos congelando la nomina oficial.


No nos interesan los likes o el aplauso de las falsas tribunas, queremos que todos los colombianos recuperen su empleo, tengan sus tres comidas, regresen a las aulas y se vacunen. ¡Podemos hacerlo, el país nos necesita!


Necesitamos endeudarnos en 86 billones de pesos, es el déficit estimado para este año por cuenta de los gastos generados por la pandemia. Con la ley se eliminarán los privilegios y deducciones en el IVA, grava a los patrimonios de más de 5 mil millones y con 2 puntos los de más de 15 mil millones. Esta iniciativa combate la evasión y la corrupción, cuidando cada peso como sagrado.


Esta reforma apela a la solidaridad, a ser más empáticos, a ver y entender qué nuestros impuestos van a ayudar a millones de colombianos a vivir dignamente, a que no se acuesten con hambre.


¡No seamos egoístas, el país nos necesita!


Autor: Semana

https://www.semana.com/opinion/articulo/como-la-pirinola-si-todos-ponemos-todos-ganamos/202129/


9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo