¿Qué tan eficaz es la política de Duque contra el microtráfico?

82 0

Colombia se ha destacado históricamente por ser un país donde las sustancias alucinógenas han sido el pan de cada día, y los proyectos y programas encaminados a la lucha antidrogas no han surtido el efecto que se supondría debería tener.

Estados Unidos ha sido uno de los países más críticos a este respecto, a pesar de que con la presidencia de Iván Duque se pensó que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba por lo menos conforme por los resultados que en Colombia se habían dado a conocer con el tema de erradicación y lucha contra los carteles del narcotráfico.

Lamentablemente no fue así, hace unos días durante una visita a un dique en el lago de Okeechobee, en Florida, el presidente norteamericano dijo: “Déjenme decirles algo, Colombia tiene un nuevo presidente, es realmente buen tipo”… “Yo lo conocí, vino a la Casa Blanca. Él dijo que iba a detener las drogas” y a renglón seguido agregó: “hay más drogas saliendo de Colombia ahora mismo que antes de que Duque fuera el presidente”. Y añadió “él no ha hecho nada por nosotros”, en alusión a que Duque prometió detener las drogas durante su visita a la Casa Blanca en febrero pasado.

Las reacciones a este llamado de atención no se hicieron esperar. El canciller colombiano,  Carlos Holmes Trujillo, dijo que el gobierno colombiano viene enfrentando con toda firmeza y contundencia el problema mundial de las frogas ilícitas y las amenazas que plantea para la estabilidad institucional, el desarrollo económico sostenible y el progreso social de todos los colombianos, y agregó que la cooperación internacional “es fundamental para enfrentar eficazmente el problema mundial de las drogas ilícitas».

Fuente: Noticias Caracol